Día 31 | Tù tienes algo para dar

20 Mar 2018

Hasta ahora hemos hablado de las cosas que Dios desea darte, una nueva vida, libertad, paz, perdón, un propósito y un futuro brillante. ¿Pero sabías que tú también tienes algo para dar?

Moisés era un hombre que pensaba que no tenía nada para contribuir. Dios le pidió que sea parte de la salvación de la esclavitud de toda una nación, a lo cual él respondió con todas las cosas que él pensaba que no tenía para ofrecer. ¿Alguna vez te has sentido así? Observas a otras personas y piensas que ellos tienen dones y talentos tan grandes, pero cuando te miras a vos mismo te preguntas, ¿qué tengo yo para aportar a los demás?

Me encanta la respuesta de Dios a Moisés, luego de escucharlo decir todas las cosas que pensaba que no era capaz de hacer, Dios le preguntó: “¿Qué es eso que tienes en tu mano?” Lo único que Moisés tenía para ofrecer en ese momento era su vara de pastor de ovejas, la cual Dios usó para realizar muchos milagros que, al final de la historia, resultaron en la liberación de la esclavitud de Israel.

Quiero hacerte esa misma pregunta hoy. ¿Qué tienes en tu mano? ¿Tiempo? ¿Recursos? ¿Palabras? ¿Un don o un talento? Nunca subestimes lo que tienes en la mano, porque Dios es el que lo puso allí en primer lugar, y él puede hacer mucho más de lo que tú puedes imaginar, con las cosas que consideramos pequeñas.

Dios está construyendo su Iglesia y su reino, ¡y él quiere que TÚ formes parte con lo que sea que tienes en tu mano y en tu corazón! ¡Así que qué es eso que tienes en la mano? ¿Crees que Dios lo puede usar?

―¿Qué tienes en la mano? —preguntó el Señor.” Éxodo 4:2 (NVI)