Agregando valor

1 May 2019

Hace un tiempo, mientras volvía de uno de mis viajes anuales a Uganda, una frase que había escuchado mucho allí daba vueltas en mi cabeza: “La llegada de ustedes le agregó valor a este lugar”. Y me puse a pensar en la idea de agregar valor en el mundo, en el alcance que pueden tener algunas de nuestras actitudes. Llegué a la conclusión de que lo que nos ayuda a lograr esto es tener un orden de prioridades bien definido. Mantener lo importante en el primer lugar y no complicar demasiado lo simple, nos dará la posibilidad de agregar valor a nuestro entorno.

No hay dudas de que para nosotros lo principal se trata de Jesús. Él es el mayor ejemplo de agregar valor a la vida de otros. En Romanos 12:9-18, encontramos algunas actitudes que nos llevarán a mantener a Dios en primer lugar y agregar  valor a nuestra sociedad.

El amor genuino agrega valor

No finjan amar a los demás, ámenlos de verdad. Aborrezcan lo malo. Aférrense a lo bueno.
Ámense los unos a los otros en afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente.
Romanos 12:9,10 (NTV)

Si le vamos a agregar valor a la gente que nos rodea, a nuestra comunidad, a nuestra nación y a nuestra iglesia, tenemos que dar un amor sincero. La sinceridad es algo tan poderoso que aplasta muros que están edificados en los corazones de personas que no conocen a Cristo. Por el amor sincero que fluye de nuestros corazones, que acepta a las personas, el ser humano se acerca a Dios. Entendemos que la palabra de Dios dice que antes de que él nos formara en el vientre de nuestra madre, él nos llamó. Es por eso que aceptamos a todas las personas. Todos somos hijos de Dios, la diferencia es que no todos tienen la convicción de serlo. El amor sincero le agrega valor a una persona que piensa que no merece ser amada. Vidas son transformadas por esto.
Cuando servimos y operamos con un amor sincero, honramos a las personas y no hablamos diferente acerca de ellas a sus espaldas.
¿Te es difícil honrar a la persona que está a tu lado? ¿Te es más fácil honrar a alguien que tiene una posición con la que quieres conectar? Si te sucede esto, honras hacia arriba, pero no sabes honrar hacia abajo. Honrar hacia arriba es fácil, pero honrar hacia abajo es la verdadera honra. Poner a otros delante de nosotros agrega valor.

Servir con pasión agrega valor

No sean nunca perezosos, más bien trabajen con esmero y sirvan al Señor con entusiasmo.
Romanos 12:11 (NTV)

No sé si has tenido oportunidad de presenciar un partido de fútbol; se trata sólo de un juego, pero la pasión que eso despierta me desafía. Es una pasión genuina, no hay nadie parado con un micrófono diciendo “dale, vamos a adorar”. Nadie tiene que animar, sino que el estadio se levanta con pasión para cantar por un equipo que jamás va a transformar sus vidas. Y piensan que eso les trae alegría, pero los noventa minutos pasan, y a la mañana siguiente siguen viviendo en la misma condición. Cómo no servir con pasión nosotros, aunque estemos pasando por adversidades o tormentas, o situaciones desagradables. La leve tribulación que podemos enfrentar nos llevará a un lugar que es eterno. Pase lo que pase en este mundo, tenemos la esperanza de ver la gloria de Dios. Y cuando vivimos como personas con esperanza, animamos a otros corazones.
Cuando servimos con pasión la gente no puede creer que lo entreguemos todo. Porque no es emocional, sino que nace de la convicción de que si Cristo lo dio todo para salvarnos, nosotros lo daremos todo en nuestro servicio para él.

La oración agrega valor

Alégrense por la esperanza segura que tenemos. Tengan paciencia en las dificultades y sigan orando.
Romanos 12:12 (NTV)

Cuando oras por algo le estás agregando valor. Si yo quisiera saber en una conversación qué es lo que más valoras, te preguntaría por qué estás orando. Porque sé que las personas oran por lo que valoran. ¿Oras por lo que amas? ¿Estás orando por nuestra nación? Orando por ella le agregamos valor. ¿Estás orando por nuestro gobierno? ¿o tu opinión política vale mucho más que tu obediencia a la palabra de Dios? Porque le agregamos valor a nuestro gobierno cuando oramos por él, no importa quién esté en ese lugar. ¿Estás orando por tu jefe, por tu empresa? Porque tu oración le agrega valor a tu lugar de trabajo. ¿Estás orando por tus pastores? Tenemos que orar por la iglesia en nuestra nación, que se despierte un renuevo, que Dios haga algo con la mentalidad pequeña, para que no perdamos una generación.

Ayudar al necesitado agrega valor

Estén listos para ayudar a los hijos de Dios cuando pasen necesidad. Estén siempre dispuestos a brindar hospitalidad.
Romanos 12:13 (NTV)

Algo tan simple como eso. ¿Cómo agregamos valor? Siendo la respuesta donde hay necesidad. Tu vida puede serlo. Ayudar a alguien que no nos puede dar nada a cambio demuestra que no tenemos segundas intenciones. Amar simplemente porque podemos. Cuando somos la respuesta porque podemos y no por lo que queremos a cambio, le agregamos valor a esa persona en necesidad. ¿Por qué me están ayudando? Porque podemos. ¿Por qué me vienen a visitar? Porque podemos. ¿Por qué me están dando de comer? Porque podemos. ¿Por qué vas a orar por mi madre en el hospital? Porque puedo. ¿Por qué me amas? Porque puedo. Cada persona tiene el valor de la sangre de Cristo, y eso alcanza para amarlas.
Seamos hospitalarios. ¿Cuándo fue la última vez que le abriste tu casa a alguien por primera vez, o le diste un espacio? La Biblia dice que uno no sabe cuándo está siendo hospitalario con un ángel. Ser hospitalarios le agrega valor a la gente.

Proteger la unidad agrega valor

Vivan en armonía unos con otros. No sean tan orgullosos como para no disfrutar de la compañía de la gente común. ¡Y no piensen que lo saben todo!
Romanos 12:16 (NTV)

Nosotros tenemos que ser los protectores de la unidad de nuestro entorno. Porque a donde hay unidad se ve la bendición de Dios. Cuando vivimos en armonía estamos agregando valor a lo que hacemos. Entonces no se trata de uno ni de otro, se trata de nosotros. Porque “Nosotros” vale mucho más que “yo” y que “vos”.
Ser enseñable agrega valor. Dios en las escrituras usó seres falibles, personas que en un momento creían saberlo todo, y luego de que Dios trató con su corazón se dieron cuenta de que no sabían nada. Mi amigo, las opiniones no construyen nada. Hoy el mundo vive por encuestas, de acuerdo a lo que la opinión pública dice; pero la opinión pública no construye, es el liderazgo el que lo hace. Nuestras opiniones sobre las cosas reducen todo lo que hacemos a nuestro nivel personal de vida, sin pensar en el nivel de vida que otro tiene. No seamos cristianos que vivimos por encuestas. Las opiniones que escuches no te prepararán para tu posicionamiento en un lugar.

Seguir la paz agrega valor

Hagan todo lo posible por vivir en paz con todos.
Romanos 12:18

¿Tu respuesta es la paz o avivar el fuego? No sé cómo en el mundo creemos que ir a tirar bombas en un lugar agrega paz, peleamos por la paz, cuando en realidad deberíamos luchar desde la paz; no nos damos cuenta de que la paz depende de nosotros, que tenemos que tomar responsabilidad por ella. Dentro de todo lo que hacemos, siempre tenemos que ser personas que buscan llegar a un acuerdo, que no quieren argumentar ni discutir, para quienes tener la razón no es lo más importante.
En un matrimonio en el que los dos compiten constantemente por tener la razón, nunca habrá paz. Pero el matrimonio vale mucho más que el orgullo de ambos, y eso debe estar en primer lugar. Esto se puede aplicar al resto de las relaciones en las que queremos agregar valor. Cuando dejamos el orgullo de lado y buscamos lo positivo en las personas, eso mismo que queremos encontrar en ellas, será hallado en nosotros. ¿Qué estás buscando en el otro?

No nos estanquemos en la costumbre de lo que ya tenemos, no nos acostumbremos a lo bueno y dejemos de valorarlo. Vamos a agregar valor a cada individuo, a nuestra ciudad y a la iglesia en nuestra nación.