Una carta ABIERTA a la iglesia Hillsong

Jun 8 2020

Querido amigo/a,

Te escribo hoy con respecto al tema actual del racismo en nuestra sociedad que ha sido destacado por las muertes trágicas y sin sentido de Ahmaud Arbery, Breonna Taylor y George Floyd, entre muchos otros. Nunca es fácil ponerle lenguaje a un problema de esta magnitud, pero el silencio nunca es la solución y estamos comprometidos a ser una iglesia que se niega a descuidar su responsabilidad con el mandato del Evangelio.

El racismo es una injusticia que afecta a todas las naciones y nuestros corazones están con nuestra familia de la Iglesia en todo el mundo que se han visto profundamente afectados por los recientes acontecimientos. Si bien nunca sabré realmente el dolor y el sufrimiento de los negros, indígenas y personas de color en nuestras comunidades, estamos comprometidos como iglesia a desempeñar nuestro papel en la erradicación del racismo. Sin lugar a dudas, todas las vidas son importantes, pero hasta que eso se convierta en realidad, continuaremos diciendo que las vidas negras importan y trabajaremos para ese fin, porque hasta que las vidas negras importen, todas las vidas no importan.

Quiero que sepas que también estoy en un proceso con esto. Estoy dispuesto a aprender y dispuesto a admitir que no tenemos todas las respuestas. Reconozco que algunas personas se han visto afectadas por la demora en nuestra respuesta como iglesia, pero quiero que sepan que eso no es indicativo de nuestra postura sobre este tema. Quiero comprometerme a liderarte bien y con sabiduría: queremos dar pasos adelante para asegurarnos de ser proactivos en este tema, pero queremos asegurarnos de que los pasos que tomamos sean los correctos, y para mí eso tomará algún tiempo.

Nuestros pastores y nuestro equipo se inclinan de todo corazón a las conversaciones que se están teniendo, se comprometen a ser una iglesia que sea externamente activa en nuestra lucha contra el racismo y que facilite cualquier cambio necesario. Nos importa, te vemos y escuchamos: la iglesia Hillsong es y siempre ha sido una iglesia que celebra la diversidad, aborrece la injusticia y da la bienvenida a todos. Condenamos de todo corazón el pecado del racismo, tanto implícito como explícito: la naturaleza misma del racismo va en contra del Evangelio y no la aceptamos en nuestra iglesia o cultura.

Como Pastor Principal de una iglesia global, me doy cuenta de que nuestras políticas, acciones y compromisos en el futuro serán diferentes en cada contexto local. Como iglesia fundada en Australia, es imperativo que también escuchemos la difícil situación de nuestro pueblo aborigen e isleño del estrecho de Torres y busquemos una mayor reconciliación y comprensión.

En todo esto, quiero que sepan que Bobbie y yo estamos orando para que este momento en la historia sea un momento significativo de transformación y cambio duraderos. Es hora de tomar medidas positivas y oponerse a esto. Amamos a nuestra iglesia y oramos por todos los afectados.

¿Puedo animarte a que te tomes el tiempo esta semana para cuidar de tu alma? Pon música de alabanza y adoración en tu casa y levanta tu mirada y tu espíritu al Dios de toda ESPERANZA, PAZ y CONSUELO. Un Dios comprometido con la JUSTICIA y la EQUIDAD.

Hace más de 2000 años, Jesucristo pagó el precio más alto para que pudiéramos ser liberados del pecado y la muerte. No hizo esto para ningún grupo específico de personas, sino para toda la humanidad. A los ojos de Dios, cada uno de nosotros, independientemente del color, fue hecho a su imagen. Qué hermoso pensamiento: que todos somos valorados y amados por Dios por igual. Por eso creo tan apasionadamente en su Iglesia.

Y, por favor, ponte en contacto con tus pastores locales si tienes peticiones de oración: la oración y la adoración son un arma poderosa, y los edificios de la iglesia pueden estar cerrados, pero estamos aquí para ti siempre.

Con amor,

Brian