El Poder de una Visión

3 Sep 2018

¿Alguna vez te has preguntado qué es una visión?

Casi todas las personas tenemos el privilegio de tener la habilidad natural de ver lo que hay a nuestro alrededor, pero no todos entienden que existe otro tipo de visión.

Esa visión no es lo que vemos físicamente; o es aquello que podemos describir con facilidad, sino que es lo que vemos con nuestros ojos cerrados. Lo que vemos en fe que Dios hará y hacia dónde nos llevará. Me gustaría que dejes de leer por un minuto y cierres los ojos… ¿Qué es lo que ves?

Cada iglesia tienen una visión dada por Dios. Las personas de esa iglesia deben hacerse dueños de esa visión, porque no es la visión de un pastor o un líder, sino que es de todos los que forman parte de esa Casa. No se trata de unos pocos, se trata del cuerpo unido, tomando pasos de fe entrando en el lugar que Dios nos ha preparado. La Biblia nos desafía a no vivir por vista, sino por fe. Una visión no se trata de lo que vemos con los ojos abiertos, sino de lo que vemos con los ojos cerrados.

¿Qué es lo que ves? ¿Es Dios quién está determinando lo que ves, o lo está determinando tu situación, tu frustración, tu pasado y las opiniones de los demás?

Nuestra forma de ver, va a determinar nuestra forma de creer. Nuestra forma de creer, va a determinar nuestra forma de caminar. Nuestra forma de caminar va a determinar las puertas por las que entramos y el impacto que tendremos ¿Por qué cosas le estás creyendo a Dios? ¿Qué es lo que ves para tu familia, tu iglesia, tu comunidad, tu país…?

Mateo 6:22-23 nos dice que nuestros ojos son la lámpara de nuestro cuerpo. Si nuestra visión es buena, nuestro cuerpo estará lleno de luz; de lo contrario estará lleno de oscuridad. Lo que vemos, determina lo que entrará en nuestra vida. Los ojos a través de los cuales vemos el mundo que nos rodea, determinan nuestra visión. Proverbios 29:18 nos habla de la importancia de tener una visión. ¿Qué estás viendo para tu vida?

¿Qué es lo que ves para tu iglesia y tu comunidad? Dios nos ha llamado a ser sus manos y pies en la tierra. Nos ha llamado a impactar comunidades, ciudades, países. Nos ha llamado a progresar, a prosperar y ganar a personas para la causa de nuestro Señor Jesucristo y compartir generosamente su amor.

¿Por qué cosas estás orando? ¿Si tus oraciones fuesen contestadas, cambiarían el mundo o cambiarían solo tu mundo? Si somos personas con una perspectiva y visión de reino, nuestras oraciones y visión siempre se tratarán de algo más grande que nuestras propias vidas.

¿Qué es lo que ves con los ojos cerrados?