Día 5

5 янв 2020

Извините, этот техт доступен только в “Европейский Испанский”. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Día 5: Las recompensas de la sabiduría


Los primeros 9 capítulos de Proverbios están llenos de versículos que hablan sobre las recompensas de la sabiduría, especialmente en conexión con la bendición, el bienestar duradero y las riquezas, el honor, una vida larga y el éxito. Quizás pienses que estos versículos se refieren a bendición espiritual y riquezas en el cielo (que nos están reservadas para el cielo). Pero cuando estemos en el cielo, no necesitaremos tales cosas. Estas cosas proceden del cielo, pero si no tienes una verdadera revelación del propósito de Dios para tu vida en la Tierra, no apreciarás porqué las recompensas de bendición son necesarias mientras estás aquí.

Por otro lado, la Biblia consistentemente contrasta el contentarnos con lo suficiente con el deseo de Dios por traer bendición abundante a tu vida. ¿Cómo se supone que funciona esto? ¿Son contradictorias estas ideas? Mira el entendimiento de Pablo sobre las bendiciones en su carta a los Corintios:

“Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra.” 2 Corintios 9:8 (RVR1960)

Pablo nos da una imagen clara de la relación entre la suficiencia y la abundancia. Ambas son para el creyente, y ambas tienen un propósito en la vida del creyente. La Biblia en la versión amplificada nos da más detalles sobre el mismo versículo.

“Y Dios es capaz de hacer que toda gracia (todo el favor y toda bendición terrenal) venga a ti en abundancia; para que siempre y bajo cualquier circunstancia, sea cual sea la necesidad, seas autosuficiente (teniendo lo suficiente para no necesitar ayuda o apoyo, y provisto en abundancia para toda buena obra y donación de caridad).” 2 Corintios 9:8

¿Crees que cuando la Biblia habla de “suficiencia” significa simplemente tener lo suficiente para apañártelas por la gracia de Dios? Pablo deja bien claro que esta suficiencia es el favor y la bendición de Dios por Su gracia para que, pase lo que pase, no necesitemos ayuda o apoyo. Y esta suficiencia se convierte en un rebosar de abundancia para toda buena obra. Nada se pasa por alto y nadie se lo pierde. Así es como estas dos palabras — satisfacción y abundancia — funcionan maravillosamente juntos. Es la diferencia entre postura y posición; cómo me siento y dónde me siento. ¿Cómo me siento? Satisfecho. ¿Dónde me siento? Bendecido.

Y, ¿qué significa esto para ti y para mí? Significa que al estar satisfechos, entendemos que nuestras vidas tienen un propósito mayor y, que nuestro rebosar y abundancia nos permiten extender el Evangelio más allá de nuestra propia esfera. Significa que nos posicionamos para dar y contribuir a toda buena obra del Reino de Dios. Cuando te preocupas por tu llamado, no tienes ningún problema con la idea de que Dios te bendiga porque entiendes que esa bendición es también para capacitarte a cumplir Sus propósitos en tu vida.

“[Dios] quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos” 2 Timoteo 1:9 (RVR1960)

¡Dios te ha SALVADO para un propósito, te ha LLAMADO para un propósito, y te dado GRACIA para tu PROPÓSITO! Esta es la razón por la que todo creyente debe obtener una revelación en cuanto a la sabiduría y creer que la verá cumplida en forma del fruto que nos enseña la Biblia.

ORACIÓN:

Gracias, Padre, porque tengo la oportunidad de vivir con Tu sabiduría y Tu Palabra aplicada de manera práctica a mi vida, dentro y fuera de la iglesia.
Gracias porque las recompensas de la sabiduría divina son una vida de satisfacción y generosidad. En Tu sabiduría, me has salvado y llamado a vivir por gracia según Tu propósito. En el nombre de Jesús. Amén.

Вам также может понравиться