Creemos que existimos no para nosotros mismos, sino para el beneficio de otros

Vivimos nuestras vidas para crear espacio para que aquellos que están en nuestro mundo experimenten a Jesús, y es nuestra esperanza que lo que nos hubiera costado 10 años conseguir a través de nuestros diezmos y ofrendas se convierta en una realidad inmediata a través de un compromiso individual colectivo.

¿A donde va mi dinero?

La Fundación Hillsong invierte en:

Nuestra Casa

Nuestra Casa

Oficina, plantilla y necesidades de material

Nuestra comunidad

Nuestra comunidad

City Care - Cuidando la Ciudad y otros programas comunitarios para impactar nuestra ciudad

Nuestro mundo

Nuestro mundo

Proyectos comunitarios alrededor del mundo

¿Cuanto puedo dar?

No se trata de la cantidad sino del corazón

La Fundación Hillsong se enfoca en el corazón con el que se da. Esta es la razón por la cual hemos creado espacio para cualquier nivel de implicación y queremos animarte a contribuir mensualmente con la cantidad correcta para ti. Tanto si eres Kingdom Builder, Impactador de la Visión o Ejército de Creyentes Fieles, la Fundación Hillsong es para ti.

Kingdom Builders
5.000€ o más por año
Aquellos que tienen la pasión y los medios para financiar el Reino de Dios de una manera significativa

Impactadores de la Visión
Entre 1.200€ y 4.999€ por año
Aquellos que sienten un fuerte llamado a financiar el Reino de Dios y desean traer un impacto considerable

Ejército de Creyentes Fieles
hasta 1.199€ por año
Aquellos que tienen un corazón que desea ver avanzar el Reino de Dios y quieren jugar una parte fundamental

Únete a nosotros

Si estás interesado en asociarte estratégicamente para edificar el futuro de nuestra iglesia, te invitamos a unirte a la Fundación Hillsong hoy mismo.

Ora

Ora

Pregúntale a Dios qué parte puedes llevar a cabo en la Fundación Hillsong

Comprométete

Comprométete

Decide qué nivel de contribución es adecuada para ti

Actúa

Actúa

Comienza a realizar tu ofrenda a la Fundación Hillsong

 

Que el Señor te responda cuando estés angustiado; que el nombre del Dios de Jacob te proteja. Que te envíe ayuda desde el santuario; que desde Sión te dé su apoyo. Que se acuerde de todas tus ofrendas; que acepte tus sacrificios. Que te conceda lo que tu corazón desea; que haga que se cumplan todos tus planes. Nosotros celebraremos tu victoria, y en el nombre de nuestro Dios desplegaremos las banderas. ¡Que el Señor cumpla todas tus peticiones!

Salmos 20:1-5 (NVI)