CLOSE
FIND A HILLSONG CHURCH NEAR YOU
GO
It looks like location services are turned off. Enable location services in your settings to use your current location, or type your address in the search bar.
Back to search
List view
Map
NEW VENUE
Gathering Online
Service Times and Information
Free Parking
Close To Public Transport
Wheelchair Accessible
Parents Room
VISIT CAMPUS WEBSITE

Día 11 - Sueños restaurados

Nov 18 2021

Y soñó José un sueño, y lo contó a sus hermanos; y ellos llegaron a aborrecerle más todavía.
Y él les dijo: Oíd ahora este sueño que he soñado:
He aquí que atábamos manojos en medio del campo, y he aquí que mi manojo se levantaba y estaba derecho, y que vuestros manojos estaban alrededor y se inclinaban al mío.”
Génesis 37:5-7 (NVI)

Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí.
Y lo contó a su padre y a sus hermanos; y su padre le reprendió, y le dijo: ¿Qué sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti?
Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre meditaba en esto.”
Génesis 37: 9-11 (NVI)

“Pon todo lo que hagas en manos del Señor, y tus planes tendrán éxito.”
Proverbios 16:3(NTV)

 

¿Cuándo fue la última vez que soñaste?

La Biblia nos cuenta la historia de José, un joven que un día tuvo un sueño especial, uno que Dios le había mostrado y sembrado en su corazón.

Muchos de nosotros dejamos de soñar por distintos motivos. A veces nos desanimamos porque esos sueños parecen imposibles, o nos rendimos porque en el camino a alcanzarlos nos encontramos con distintos desafíos. Puede que ya hayas renunciado a ellos, porque ha pasado mucho tiempo y aún no los ves cumplirse, o porque tu vida se vio golpeada por la crisis y dio un giro inesperado.

Mi esposo Chris y yo soñábamos con edificar la iglesia en Latinoamérica, pero este sueño fue probado. En el camino Dios preparó nuestros corazones y moldeó nuestro carácter para que pudiésemos entrar a todo lo que él tenía preparado para nosotros. Hoy vivimos ese sueño, ¡pero no paramos de soñar, porque sabemos que aún hay más por delante!

Al enemigo le encanta hacernos dudar de lo que Dios puede hacer en nosotros y a través de nuestra vida. Él siempre intentará apagar el fuego que llevamos dentro y querrá hacernos creer que Dios se ha olvidado de los sueños que una vez nos dio.

No bajes los brazos. Dios aún no ha terminado contigo. Él es experto en revivir aquello que damos por muerto, en encontrar lo que ya considerábamos perdido. Pero es nuestra responsabilidad mantener el sueño vivo. Para que el de José se cumpliera, pasaron trece años, en los cuales Dios probó su corazón y moldeó su carácter. José no se rindió, mantuvo el sueño vivo, y gracias a eso fue de bendición para toda una nación.

Dios quiere restaurar tu sueño, pero, para que pueda hacerlo, debes ponerlo en sus manos y confiar en que él abrirá las puertas correctas.

 

🙏 Oración:
Señor, te pido que me ayudes a soñar de nuevo, a encontrar soluciones creativas a los desafíos que estoy enfrentando. A pensar con claridad y a ponerte en primer lugar a la hora de tomar decisiones.  Quiero ser fiel con lo que has puesto en mis manos, para ver cumplidos los sueños que me has dado. En el nombre de Jesús. Amén.