CLOSE
FIND A HILLSONG CHURCH NEAR YOU
GO
It looks like location services are turned off. Enable location services in your settings to use your current location, or type your address in the search bar.
Back to search
List view
Map
NEW VENUE
Gathering Online
Service Times and Information
Free Parking
Close To Public Transport
Wheelchair Accessible
Parents Room
VISIT CAMPUS WEBSITE

Día 12 - Una perspectiva restaurada

Nov 19 2021

“Ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios lo cambió en bien para que sucediera como vemos hoy, y se preservara la vida de mucha gente.”
Génesis 50:20 (NBLA)

“Levantaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi ayuda? Mi ayuda viene del SEÑOR, Que hizo los cielos y la tierra. No permitirá que tu pie resbale; No se adormecerá el que te guarda.”
Salmo 121:1-3 (NBLA)

“Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa del SEÑOR moraré por largos días.”
Salmo 23:6 (NBLA)

 

Este hombre, que había nacido en una familia privilegiada, fue vendido por sus hermanos como esclavo, trasladado a una vida injusta y difícil. José pasó mucho tiempo en la adversidad, pero con una fe inquebrantable. Después de años de ser esclavo, llegó a ser el segundo al mando en Egipto, y muchas cosas en su vida fueron restauradas.

Esta historia plasma un cuadro en el que vemos la gracia de Dios y su fidelidad ante la injusticia, vemos cómo José nunca perdió la perspectiva correcta.

¿Qué perspectiva tenemos ante lo que estamos enfrentando?

¡Qué diferente sería la historia si José hubiera fijado su vista en lo incorrecto! Pero todo ese tiempo en que parecía que su llamado estaba en pausa, Dios seguía trabajando en él, y así lo llevó a ser una de las personas más influyentes de su tiempo.

Cuando finalmente José se encuentra con sus hermanos, ellos se postran y se entregan como siervos a él, quien les contesta: “Ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios lo cambió en bien para que sucediera como vemos hoy, y se preservara la vida de mucha gente.” (Génesis 50:20)

En lo secreto, Dios sigue trabajando. A veces lo único que necesitamos no es que nuestra situación cambie, sino alinear nuestra perspectiva al corazón de Dios.
Esto sucede cuando dejamos de ver sólo hacia adentro y empezamos a ver hacia afuera.

Dios no solo quería restaurar y sanar el corazón de José, sino que usó todo lo que él vivió para preservar la vida de mucha gente. Nuestro llamado también es hacia afuera.

Como personas de fe, tenemos que recordar constantemente que la fe entiende lo que la vista no comprende. Lo que el enemigo quiere usar para hacernos mal, Dios lo está transformando para bien. ¡Veamos todo desde esta perspectiva!

 

🙏 Oración:
Padre, gracias porque sigues siendo fiel ante cualquier situación que enfrentamos. Gracias porque sí estás en cada detalle de nuestra vida. Ayúdanos a ver lo que tú ves, a enfocar nuestra vista en lo más importante. Restaura nuestra perspectiva una vez más para seguir corriendo a todo lo que nos está llamado por delante. Amén.