CLOSE
FIND A HILLSONG CHURCH NEAR YOU
GO
It looks like location services are turned off. Enable location services in your settings to use your current location, or type your address in the search bar.
Back to search
List view
Map
NEW VENUE
Gathering Online
Service Times and Information
Free Parking
Close To Public Transport
Wheelchair Accessible
Parents Room
VISIT CAMPUS WEBSITE

Día 19 - Construyendo nuestra generosidad

Nov 26 2021

Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría.”
2 Corintios 9:7 (NVI) 

Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes.”
Lucas 6:38 (NVI)

 El que le suple semilla al que siembra también le suplirá pan para que coma, aumentará los cultivos y hará que ustedes produzcan una abundante cosecha de justicia.”
2 Corintios 9:10 (NVI)

 

La generosidad es una virtud adquirida, por eso requiere de un hábito que se construye. Es la práctica más sencilla y a la vez la más complicada de realizar. Recordemos que la generosidad lleva consigo el hábito de dar, pero el dar no necesariamente conlleva generosidad.

Si en nuestro corazón nace el deseo de ser generosos, es importante entender que los ingredientes principales de esta virtud son gozo, desprendimiento y fe. Si alguno de estos tres faltara, tendríamos que chequear nuevamente si se trata de generosidad.

Dios ama el corazón generoso, se complace en ver que sus hijos imitan su propia naturaleza, porque al final del día la generosidad no se trata de nosotros, se trata del otro. Cuando somos generosos ponemos en primer lugar la necesidad del que nos rodea, honramos las bendiciones que Dios nos ha dado para compartirlas con el que lo necesita. Soy generoso, no porque solo sienta la intención de dar, sino porque la pongo en acción y doy.

Me encanta que en la generosidad hay bendición. Dios es nuestra fuente inagotable y, a medida que somos generosos, él se asegura de que nuestras manos sean llenas de nuevo con “una medida llena, apretada, sacudida y desbordante”, para seguir siendo de bendición para otros.

Siempre habrá alguien que necesite de tu tiempo, amor, dinero, esperanza, la salvación de Cristo, oración, y muchas cosas más que puedes dar con gozo, desprendimiento y fe. ¡Hoy es un día perfecto para comenzar a ejercer la generosidad!

 

🙏 Oración:
Jesús, hoy quiero caminar en generosidad. Quiero imitar tu corazón y amar como tú amas. Ayúdame a vencer las barreras que no me dejan dar como me has enseñado. Quiero ser un instrumento de bendición para otros y hacerlo con gozo, sin ninguna restricción, sabiendo que tú proveerás de todo para ayudar a quien lo necesite. ¡Amén!