CLOSE
FIND A HILLSONG CHURCH NEAR YOU
GO
It looks like location services are turned off. Enable location services in your settings to use your current location, or type your address in the search bar.
Back to search
List view
Map
NEW VENUE
Gathering Online
Service Times and Information
Free Parking
Close To Public Transport
Wheelchair Accessible
Parents Room
VISIT CAMPUS WEBSITE

Día 7 - Rescatados para rescatar

“Al día siguiente, Juan estaba otra vez allí con dos de sus discípulos. Al pasar Jesús, Juan lo miró y declaró: «¡Miren! ¡Ahí está el Cordero de Dios!». Cuando los dos discípulos de Juan lo oyeron, siguieron a Jesús.
Jesús miró a su alrededor y vio que ellos lo seguían.
—¿Qué quieren?—les preguntó.
Ellos contestaron:
—Rabí (que significa “Maestro”), ¿dónde te hospedas?
—Vengan y vean—les dijo.
Eran como las cuatro de la tarde cuando lo acompañaron al lugar donde se hospedaba, y se quedaron el resto del día con él.
Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de estos hombres que, al oír lo que Juan dijo, siguieron a Jesús. Andrés fue a buscar a su hermano Simón y le dijo: «Hemos encontrado al Mesías» (que significa «Cristo»).
Luego Andrés llevó a Simón, para que conociera a Jesús. Jesús miró fijamente a Simón y le dijo: «Tu nombre es Simón hijo de Juan, pero te llamarás Cefas» (que significa «Pedro»)
Juan 1:35-42 (NTV)

Así que ahora ustedes, los gentiles, ya no son unos desconocidos ni extranjeros. Son ciudadanos junto con todo el pueblo santo de Dios. Son miembros de la familia de Dios. Juntos constituimos su casa, la cual está edificada sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas. Y la piedra principal es Cristo Jesús mismo.”
Efesios 2:19-20 (NTV)

 

En Juan 1:39 Jesús responde con una invitación a la pregunta de dos de los que iban a ser sus discípulos: ‘’vengan y vean’’. Esta invitación es para cada uno de nosotros.

Todos fuimos rescatados del pecado y de la muerte por Jesús, y a cambio nos entregó salvación, perdón y vida eterna. Somos ciudadanos del Reino por lo que él hizo por nosotros.

En Juan 1 pasa algo que me encanta: la respuesta de uno de sus discípulos, Andrés. Este responde a la invitación de Jesús “Vengan y vean”, haciendo algo inesperado. Sale corriendo a buscar a su hermano Simón, porque sabe que lo que están viviendo es demasiado bueno y no puede guardarlo sólo para él, debe compartirlo.

Todos somos invitados por Jesús a ser parte de su casa, de lo que él está construyendo. Pero ahí no termina todo, porque él no solo nos rescata y nos da una nueva identidad, también nos da propósito, nos hace entender que ya no somos solo invitados, sino coherederos con él y, al igual que Andrés, nuestra mayor tarea es invitar a otros a que sean parte de lo que Jesús está haciendo.

Fuimos rescatados por Jesús para ser un canal que lo conecta con más personas que también necesitan ser rescatadas.
¡Todos fuimos rescatados para rescatar!

 

🙏 Oración:
Señor, gracias por rescatarme. Gracias por perdonar mis pecados y darme la vida eterna. Gracias porque cambiaste mi identidad y ahora mi vida tiene sentido en ti. Hoy quiero comprometerme contigo a mostrar tu amor, a vivir como tú anhelas, e invitar a otros a que te conozcan. Sé que vas a amarlos y a cuidarlos como a mí. Amén.